jueves, 25 de febrero de 2016

Dieta específica para la fibromialgia

Seguramente, en más de una ocasión, has escuchado (o bien a los médicos o bien leyendo por internet) que los enfermos de fibromialgia pueden notar cierta mejoría siguiendo una alimentación correcta.
Por el momento, debido a los escasos estudios al respecto de la fibromialgia, no existe una dieta que sea 100% efectiva para todo el mundo. La mayoría de los estudios acerca de la fb y la alimentación se basan en las propias experiencias que los pacientes cuentan a sus doctores.
Aún así, ya podemos empezar a desglosar algunos alimentos que sabemos que son beneficiosos y otros que son perjudiciales para tratar la enfermedad.
Antes de empezar a recitar alimentos y a decirte cuáles son buenos y cuales no, te daremos un consejo: cada cuerpo es un mundo y puede que haya cosas que a mi me van bien pero que en tu caso no funcionen (o al revés). Por eso, lo primero que deberías hacer es tu propio diario en el que escribas qué comes cada día y cómo te vas sintiendo. Así podrás deducir qué comidas te van mejor.
Sobretodo en pacientes que padecen de colon irritable, se les suele ir “quitando” de su dieta ciertos alimentos de 1 en 1 durante un cierto período de tiempo para ver si mejoran.
En muchos pacientes, un desayuno que ha funcionado bien es comer un huevo duro y algo de avena, aunque no todos tenemos el estómago preparado para comer un huevo sólo despertarnos.

Algunos alimentos que por regla general pueden ayudar a mejorar la fibromialgia son:
  • Frutas y verduras (excepto las que mencionemos en la lista de los alimentos a evitar).
  • Carnes ricas en proteínas, evitando las rojas o las que tengan mucha grasa.
  • Pescado azul (por ejemplo el atún).
  • Algunos frutos secos sin pasarse.
  • Lechuga
  • Maíz
  • Endibias
  • Lácteos (no enteros)
Por lo contrario, algunos alimentos que suelen ser perjudiciales son:
  • Alcohol: aunque no es un alimento en si, intenta evitarlo en exceso!
  • Pimiento verde
  • Cafeína
  • Tomates
  • Carne roja
  • Marisco
  • Azúcares refinados o bollería industrial
  • Embutidos
  • Harina refinada
  • Exceso de sal
  • Aspartamo
  • Espinacas
  • Remolacha
  • Acelgas
Cómo te hemos dicho, es posible que a algunas de nosotras nos pase totalmente lo contrario con algunos alimentos que mencionamos, que únicamente son a título general.
Publicar un comentario