viernes, 12 de febrero de 2016

::: APRENDÉ A MEDITAR PASO A PASO :::


1) Ponte ropa cómoda y que no te apriete, que te permita estar unos minutos en una misma posición sin que te sientas incómodo.
2) Busca un lugar tranquilo donde puedas estar sin que nadie te interrumpa.
3) Sentarte en una posición cómoda, cerra los ojos y respira profundo y lento. No es necesario que cruces tus piernas o te coloques en una postura especial. Solamente debes estar con tu espalda recta y relajar cada músculo de tu cuerpo. Podés ir desde la punta de tus pies hasta la cabeza, pasando detenidamente por cada músculo, reconociéndolo y relajando mientras te enfocas en tu respiración.
4) Empezá a contar de 50 a 0, lentamente y centrado en tu respiración. Cuando se crucen pensamientos en tu mente no los niegues y dejá que se vayan tal y como han venido mientras tratás de seguir pensando en tu respiración y en cómo el aire fluye por tus fosas nasales.
5) Cuando termines la cuenta regresiva podés pensar en imágenes que te hagan sentir bien o en frases que también causen ese efecto como “cada vez estoy mejor y mejor”. La idea es acercar buenos pensamientos hacia vos.
6) Sé constante. Lo ideal es dedicar de 10 a 15 minutos diarios como mínimo.
Publicar un comentario