lunes, 21 de marzo de 2016

La meditación es simplemente ser...

La meditación es simplemente ser, simplemente ser la presencia de la Consciencia, simplemente ser eso que está consciente.
Somos conscientes ahora mismo de nuestra experiencia. Somos conscientes de estas palabras; somos conscientes de nuestros pensamientos y sentimientos, sean las que sean. Somos conscientes de las vistas o sonidos que están presentes en nuestra habitación, de las sensaciones de hormigueo del cuerpo. Somos conscientes sin esfuerzo de todo este flujo de experiencia. Y nosotros no tenemos que hacer el menor esfuerzo para ser eso que conoce o es consciente de nuestra experiencia.
La meditación es simplemente tener conocimiento de este uno, el uno que es consciente de nuestra experiencia.
La meditación es sólo tener conocimiento de eso. Todos los siete mil millones de nosotros somos eso, pero no todos se dan cuenta de ello. Es por eso que decimos que es tener conocimiento de eso.
La mayoría de nosotros es inconsciente de eso; no nos damos cuenta de que esencialmente somos la Consciencia con la que nuestra experiencia es conocida.

Hemos pasado por alto esta simple Presencia consciente que es nuestro Yo esencial, y en cambio nos hemos imaginado a nosotros mismos como un conjunto de pensamientos y sentimientos.
Así que la meditación es la cosa más fácil del mundo; es aún más fácil que respirar. Incluso la respiración requiere una ligera contracción de algunos músculos. Para ser, o conocerse a uno mismo como esta Presencia consciente, es aún más fácil que eso.
Publicar un comentario