jueves, 28 de enero de 2016

Escucha lo que tengo que decirte

Hoy he decidido platicarte lo que siento,
Porque al ser parte de mi vida
Consideró que es importante que sepas 
lo que vivo, lo que callo, lo que grito en silencio,
Lo que a nadie digo...

Despertar temprano por la mañana me cuesta mucho trabajo, así como conciliar el sueño por la noche.

Olvido palabras, nombres, lo que estaba diciendo, olvido donde estacione el auto, 
Pierdo las llaves en mi propia bolsa, ufff.,,

Cada nuevo día es una nueva historia, a veces llevo a cabo mis planes y otras no puedo hacerlo debido al agotamiento físico y dolor que me produce la Fibromialgia, pese a todo esto, soy muy optimista y me gustan los retos y siempre me traso metas.

No quiero compasión, solo pido comprensión, que no juzgues cuando no pueda asistir a algún compromiso laboral, social o familiar.

Sé que no es grato para nadie oír que alguien diga "me duele", "hoy sí que estoy cansada" etc,
Sin embargo son palabras que se me escapan porque es lo que estoy sintiendo en ese momento.

No huyo de mis responsabilidades, solo que a veces me resulta difícil hacer todo lo que esperan los demás de mí.

Estoy aprendiendo a amarme tal y como soy, sin reprocharme nada, sin sentir culpa por lo que he dejado de hacer,

He aprendido a reírme conmigo misma, a llorar en silencio, a cantar de alegría, a reírme a carcajadas y disfrutar cada dia con sus buenas y malas.

Ahhh!!
Olvidaba decirte que en mi bolso además de cosméticos llevo medicamentos por si necesito tomar alguno para continuar con mi día, y que si ves que ya no uso tacones altos es porque me duelen las plantas de los pies y te confieso que he llorado por el hecho de tener que cambiar a tacones bajos, usar ropa interior cómoda, brassier sin varillas, evitar ropa ajustada, etc.

Al fin y al cabo nada de suma importancia pero que en un momento afecto mi autoestima.

Aprendí a sentirme linda, de una forma diferente, me gusta arreglarme, maquillarme, peinarme, vestirme con ropa que me queda bien y que no me cause dolor o ardor en la piel.

Ahora disfruto mis ratos a solas, las actividades que llenan mi alma, aquellas que realizo porque me hacen sentir viva,

Agradezco a la vida por todo lo que tengo, por lo que se ha ido, por quien me comprende...

Agradezco un día más de vida para disfrutar, para reír y llorar pero sobretodo para amarme más!!!
Gloria García 
Publicar un comentario